¿Para qué sirven las Camisetas Térmicas?

Una camiseta térmica es el aliado clave que toda persona necesita en invierno

Con la llegada del invierno salir de casa se hace una travesía para quienes no cuentan con la vestimenta adecuada.

Las bajas temperaturas pueden desmotivarnos a realizar cualquier actividad, desde ir a trabajar a la mañana hasta practicar algún deporte.

 

¿Qué es una camiseta térmica?

Cuando hablamos de una camiseta térmica nos estamos refiriendo a una “primera piel” o “primera capa”.

Como hemos explicado en otros blogs, la mejor manera de vestirse para el frio es hacerlo a través de capas, y las camisetas térmicas sería la primera de estas capas  en contacto con nuestro cuerpo.

 

El concepto “térmico” hace referencia a su función. Hablamos de una prenda que ayuda a regular nuestra temperatura.

 

¿Cómo funciona una camiseta térmica?

Regulamos nuestra temperatura a través del sudor, ya que cuando éste se evapora de la piel, enfría nuestro cuerpo.

Estas prendas trabajan absorbiendo el sudor de nuestra piel y evacuándolo al exterior.

 

Para realizar su trabajo es importante que nuestra prenda térmica tenga un secado muy rápido, para que no retenga la humedad que emitimos.

Por esta razón se desaconseja el uso de productos como el algodón por ejemplo.

 

Entender esto es clave para comprender el trabajo de las prendas térmicas. No importa si hablamos de una camiseta térmica mujer o de varón.

Su efectividad no se basa en el abrigo que pueda tener una camiseta sino en la velocidad de secado de sus materiales.

 

¿Cuáles son sus materiales?

Existen variados materiales que cumplen con la función térmica de una camiseta.

Sin embargo no son todos iguales, las diferencias de estos materiales se explica por su origen.

 

  • Materiales sintéticos

Este tipo de materiales derivados del petróleo son los más comunes en las prendas térmicas. El poliéster, el polipropileno o la poliamida son los ejemplos más reconocidos.

La gran virtud de las fibras sintéticas es su alta velocidad de secado y su facilidad para expulsar la humedad.

 

Además este tipo de prendas no necesitan de mucho mantenimiento. Y si se trata de un producto de buena calidad, como una camiseta térmica Columbia o Ansilta, estaremos protegidos del frio por muchos años.

 

  • Materiales naturales

Cuando hablamos de materiales naturales nos referimos a la lana, y más precisamente a la lana merino.

 

Este tejido es usado desde hace muchísimo tiempo y se lo reconoce por su excelente capacidad de aislamiento. Otra particularidad de la lana merino son sus propiedades antibacterianas por lo que no emiten mal olor.

 

Además estas fibras cuentan con una queratina especial que protegen a nuestro cuerpo de los rayos UV.

 

La lana merino tiene una velocidad de secado más lenta que las camisetas térmicas de hombre o mujer hechas con material sintético.

Pero por otro lado esta fibra natural sigue reteniendo el calor corporal aun estando húmeda.

 

¿Cómo debo usar una camiseta térmica?

Recordemos que las prendas térmicas trabajan absorbiendo la humedad que emitimos.

Por esta razón es importante que la remera  que utilicemos tenga contacto directo con la mayor parte de nuestro cuerpo, siempre y cuando nos sea cómoda.

Se desaconseja usar una prenda que nos quede demasiado holgada o arriba de una remera tradicional, ya que no serviría como transporte de nuestra humedad corporal hacia el exterior.

 

¿Abrigan?

Al combinar la camiseta térmica con un buzo polar o micropolar, y si es necesario, con una campera de abrigo impermeable (dependiendo de la temperatura exterior), se genera una película de aire caliente entre los espacios generados por las prendas térmicas. 

 

El contacto de la camiseta directo con la piel, y estos espacios de aire caliente, serán los responsables de mantenernos "calentitos" y abrigados correctamente. 

En simultáneo, mientras se retiene el calor corporal, se va evacuando sistemáticamente la transpiración para mantenernos secos y abrigados. 

 

¿Cuál es la forma correcta de vestirse para el frío?

La forma de no pasar frío es "vestirse por capas". Mínimo tres capas.

  1. Primera capa: camisetas térmicas 
  2. Segunda capa: buzos o camperas polar o micropolar
  3. Tercera capa: camperas de abrigo rompevientos y resistentes a la lluvia 

 

Camisetas térmicas recomendadas

Los modelos que recomendamos, lo hacemos en base a: 

  1. Calidad del producto
  2. Nivel de retención de calor
  3. Velocidad de expulsión de la transpiración
  4. Según el estado de la persona (reposo o movimiento)

 

Camiseta Frizada interior "Trevo":

Este modelo se caracteriza por su alta retención de calor.

Y es el más recomendado para las personas más friolentas. 

Es recomendada para estar en reposo o para caminatas. 

Ver producto masculino aquí

Ver producto femenino aquí

 

Camiseta Térmica Columbia:

Este modelo se caracteriza por su alta respirabilidad.

Es recomendada para actividades físicas y personas que estén mayormente en movimiento. 

Ver producto masculino aquí

Ver producto femenino aquí

 

Camiseta Neyun Ansilta:

Es el modelo más técnico y su uso es recomendado desde temperaturas de frío moderados,

hasta fríos extremos, ya que provee un poderoso abrigo y rápida expulsión de la transpiración.

Ideal para estar en reposo o movimiento.

Ver producto masculino aquí

Ver producto femenino aquí

 

Esperamos que la información brindada te sea de utilidad. 

 

Gracias por tu tiempo.

Saludos!

 

Redactor: Lorenzo Giletta
Información propiedad de: Interfuerzas Equipamientos